En las salas

Jugar es algo muy serio, no es únicamente distraerse, es poner el cuerpo en movimiento con sus posibilidades de exploración, es poder sentir y emocionarse, pensar y actuar. El cuerpo que aprende desde una necesidad y curiosidad un encuentro entre pares y maestras que duda, busca y encuentra su autonomía, se descubre y diferencia de los otros valorando su identidad.

El aprendizaje que proponemos es una permanente búsqueda de las propias respuestas y continuos interrogantes que acompañan el crecimiento de cada niño pudiendo incorporarse al mundo a través de las relaciones con los otros, respetando y valorando [los roles] de cada persona en el grupo.

Desde la búsqueda permanente, la creación y la anticipación, aparece el interés de los chicos por comunicarse transformándose la adquisición de la escritura, la lectura y el cálculo una construcción tan natural y propia como el caminar o hablar.

10600450_825552770800089_2701878560226613406_n     10636203_806791999342833_1026079735810218135_n